La economía evoluciona en tangente