Arranca el proyecto ‘Prevención de la Soledad No Deseada’

A veces, la soledad es una vivencia agradable y reconfortante que nos hace sentir bien; en otras ocasiones, puede convertirse en una experiencia sufrimiento y aislamiento. Es lo que llamamos Soledad No Deseada.

Para intentar prevenirla, se ha puesto en marcha el piloto ‘Prevención de la Soledad No Deseada’, un proyecto integrado en el Plan Madrid Ciudad de los Cuidados, del área de Madrid Salud, y que va a estar gestionado por un equipo técnico y profesional del Grupo Cooperativo Tangente.

El foco del proyecto se va poner en los distritos madrileños de Chamberí y Tetuán, con el objetivo de crear una red informal de apoyo dentro de los barrios y de intervención directa con las personas afectadas, que genere oportunidades de encuentro y mejora del bienestar.

¿Cómo lo vamos a hacer desde Tangente?

A través de un modelo de atención dual: individual y grupal y comunitario.

Del lado individual, abordamos la percepción subjetiva que la persona tiene de las relaciones o de las redes de las que dispone, la soledad sentida, pudiendo ésta darse ante situaciones de aislamiento o aun estando acompañados. Por lo general, son personas mayores o en situación de depencia, migrantes, personas con escasos recursos (económicos y/o sociales), madres y padres solos, y cualquier persona que experimente una situación de soledad no deseada.

Por la parte grupal y comunitaria, promovemos con este proyecto una mirada sensible y respetuosa hacia las personas en situación de soledad no deseada, des-estigamatizando y des-responsabilizando del problema a la persona,  a través de la intervención en establecimientos, asociaciones, organizaciones sociales, y con recursos públicos y prviados, en colectivos informales y en el vecindarios en general.

Cuatro líneas de actuación

Para todo ello, desde Tangente hemos planteado 4 líneas básicas sobre las que intervenir:

  1. Promover en el barrio una red de apoyo informal que ayude a identificar y combatir situaciones de soledad no deseadad y aislamiento.
  2. Apoyar a personas que se sientan solas y facilitar su vinculación con las redes sociales del barrio, promoviendo su participación en los recursos (públicos y privados).
  3. Visibilizar todos los recursos y proyectos de los barrios objeto de actuación, que pueden suponer oportunidades de encuentro para las personas que se sientan solas y ejercer un efecto postivio sobre su estado de salud.
  4. Fomentar la problematización pública de la soledad no deseada como una cuestión social importante que afrontar comunitariamente.

Durante el acto de presentación, la coordinadora del equipo de Tangente, Sandra Candelas, lo dijo de forma clara y concisa: “Si aumentamos el sentimiento de comunidad, reducimos la soledad no deseada en el barrio”.

Para participar en este proyecto, puedes ponerte en contacto con el equipo aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario