Arrancamos una investigación sobre las iniciativas ciudadanas surgidas en todo el Estado durante la pandemia

Desde el Grupo Cooperativo Tangente, con el apoyo de la Fundación Daniel y Nina Carasso, afiliada a la Fondation de France, lanzamos una investigación para estudiar las iniciativas ciudadanas surgidas para dar una respuesta comunitaria a la crisis sociosanitaria del COVID-19 en el contexto español.

Dos de las principales preguntas a las que se dará respuesta con esta investigación son:

  • Cómo y bajo qué condiciones construimos resiliencia ciudadana para generar respuestas ágiles y solidarias ante una crisis de gran magnitud
  • Qué aprendizajes podemos extraer para futuras situaciones de excepcionalidad en el marco de la crisis socio-ecológica y la emergencia climática actual

Huerto Urbano de Adelfas. Foto de la AV Pinos Retiro Sur. Twitter

Barrio de Bellas Vistas. Foto de la FRAVM. Twitter

Las iniciativas ciudadanas: Un complemento imprescindible

Esta investigación parte de la base del mosaico de iniciativas ciudadanas que, mediante un derroche de esfuerzo y creatividad, están siendo un complemento imprescindible para las administraciones públicas y están ayudando a las familias más vulnerables a mantener la seguridad alimentaria y las necesidades básicas; intermediando con los servicios sociales; cuidando a personas mayores o con necesidades especiales a quienes hacen la compra, llevan medicamentos o cuidan de sus mascotas; redes de taxistas que se ofrecen para facilitar la movilidad del personal sanitario; makers imprimiendo mascarillas y respiradores con impresoras 3D; colectivos y pequeñas empresas cosiendo batas y mascarillas; artistas y gentes del mundo de la cultura dedicadas a hacer el confinamiento lo más llevadero posible… 

Con toda esta amalgama de iniciativas, con la crisis ecosocial como escenario de fondo y asumiendo que lo extraordinario va a ser más habitual, necesitamos generar un conocimiento útil y aplicado que nos ayude a anticiparnos, con criterios de inclusión y solidaridad, a las nuevas situaciones de excepcionalidad. 

¿Cómo lo vamos a hacer?

La investigación está diseñada en cuatro fases a lo largo de 7 meses. En cada una de las etapas se han estipulado diferentes fuentes de información: análisis documental, entrevistas en profundidad, entrevistas grupales, cuestionarios y talleres participativos. Además, y de forma transversal a todas las fases, se ha creado un Comité de Acompañamiento formado por personas del mundo sanitario, de la cultura, de las ciencias sociales y el ecologismo, que funcionará como un espacio de asesoramiento, recomendación y revisión de los avances de la investigación.

Con esta investigación, pretendemos extraer pautas y patrones organizativos de éxito, identificar iniciativas replicables y dibujar mecanismos donde una diversidad de perfiles se encuentren identificados; además, tras el estudio, seremos capaces de reconocer obstáculos y fragilidades y diseñar patrones de articulación colectiva altamente coordinado, que nos permitan automatizar las respuestas como si se tratara de un acto social reflejo