intervención social

La intervención social tiene un convenio donde agarrarse

Después de años de negociación, el sector de la intervención social tiene un convenio estatal. Fue suscrito el 13 de mayo después de un arduo proceso de negociación. La regulación llega tarde, pero en un momento de máxima urgencia.

Hasta ahora, los y las trabajadores del sector de la intervención social estaban en un limbo en lo que se refiere a derechos laborales, sencillamente porque en este sector no había una regulación. La falta de un convenio colectivo es una razón más en la precarización de las personas que trabajan en la intervención social y la reducción de la calidad de servicios Servicios Sociales y de Atención a las Personas que son públicos, como la atención a víctimas de violencia machista, el apoyo emocional a las personas enfermas o la prevención de la violencia en la escuela pública, por poner sólo unos ejemplos.

“Desde la crisis en el 2007 todos los concursos públicos han ido a la baja, en los pliegos de condiciones se solía baremar un 35% a la propuesta económica y un 75% a la técnica, pero desde 2007 se le ha dado la vuelta. Muchas empresas lo ven sólo como algo lucrativo, hacen propuestas a la baja en detrimento de los trabajadores”, nos cuenta Elena Segura Lizán, socia cooperativista de Acais, una entidad del Grupo Cooperativo Tangente con más de 20 años de experiencia en la intervención social con Colectivos en Situación de Riesgo Social.
“El convenio podría ser mejor, siempre, pero es mejor que lo que había. Es un freno para que nuestra precarización no siga hasta el infinito”, considera Elena. El convenio regula la jornada laboral y las bajas por maternidad y paternidad, entre otros derechos laborales, asentando un límite en los pliegos de la administración pública que no podrá ser rebajado. Eso significa que las empresas que hasta ahora están ganando muchos de los concursos públicos con bajadas temerarias podrán ser denunciadas si incumplen el convenio.

La negociación en Madrid

Las cooperativas, empresas sociales en las que las personas son dueñas y trabajadoras, optaron por participar en el proceso de elaboración de dicho convenio junto con otras entidades a través de como AEIS-Madrid (Asociación de Entidades de Iniciativa Social de Madrid). Esta plataforma, que nació en 2001 para dignificar el sector de la intervención social con un marco regulador, agrupa a diferentes entidades sin ánimo de lucro (cooperativas, asociaciones, federaciones y fundaciones). Varias entidades de Tangente –Acais, La Claqueta, IMC y Heliconia en los primeros años-, han participado activamente en la mesa de negociación.

El convenio se encuentra actualmente parado a nivel regional, pero las entidades de intervención social de Madrid podrán regularse por el convenio estatal. En octubre, AEIS-Madrid convocará unas jornadas abiertas para informar de los derechos y las obligaciones que tienen las entidades del sector de la intervención social con el nuevo convenio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario