Llamadas en cadena para cuidarse durante el confinamiento

Las mujeres de nuestro proyecto “Cotidianas” adaptan la red de apoyo mutuo que llevaban meses construyendo y se lanzan a las llamadas en cadena para seguir acompañándose y cuidándose durante el confinamiento: una comienza la ronda y llama a otra, y esa otra, a la siguiente. Y  ya van por la cuarta vuelta. 

Hace poco menos de un mes os contábamos desde Grupo Tangente el día a día de un maravilloso proyecto llamado “Cotidinas, mujeres mayores con ganas de más”: Mujeres de entre los 63 y los 85 años de los distritos madrileños de Arganzuela y Centro y que, con diferentes vivencias y situaciones personales, se reunían cada miércoles con nuestras compañeras de Grupo Tangente, para conocerse, cuidarse y autocuidarse y, en definitiva, crear una red de apoyo vecinal entre todas ellas. Ahora, con esta crisis la situación ha cambiado. 

Casadas, viudas, solteras, con hijos, sin ellos… La diversidad atraviesa a las más de 20 mujeres que participan en este proyecto. Algunas nos contaban hace relativamente poco lo bien que les estaba viniendo este proyecto, tal y como contaron incluso a Radio Nacional, que fue a grabarlas: salir, conocer nuevas compañeras de viaje, aprender a gestionar las emociones, ganar en bienestar, compartir…

Adaptando la red de apoyo mutuo durante el confinamiento

Tras el decreto de Estado de alarma, nuestras compañeras de Grupo Tangente estudiaron las diferentes posibilidades para continuar haciendo seguimiento a todas ellas, sobre todo, para prestar apoyo a las que viven solas, más aún tras conocer que la población mayor es la más vulnerable ante el virus. 

Lo primero fue localizar a todas y escuchar las diferentes necesidades de cada una. Después, les pusimos en contacto con la red de personas voluntarias que se ha creado en cada distrito, sobre todo, para que, las que lo necesiten, puedan disponer de una voluntaria que  les recoja medicinas o la compra. ¡Gracias y gracias a todas esas personas!  

Mientras tanto, desde Grupo Tangente hacemos un filtrado de noticias e iniciativas y se las enviamos por un grupo de difusión de whatsapp que ya mantenían desde el principio del proyecto. De esta forma, evitamos los bulos y las fake news que han aflorado durante esta crisis.

Cuarta ronda de llamadas en cadena

Una vez que todo esto estaba cubierto, propusimos las llamadas en cadena. Así, una llama a otra, y ésta a la siguiente, hasta que se cierre la cadena. 

Por otro lado, nuestras compañeras están haciendo un seguimiento especial a algunas de ellas, sobre todo, a las que viven solas o acababan de pasar un momento crítico de sus vidas. Al tiempo que han creado un grupo de whatsapp entre las que utilizan la herramienta, para seguir conectadas. 

Y con todo esto, seguimos ideando y pensando cómo seguir adaptando la red de apoyo mutuo de las Cotidianas a la situación en la que nos encontramos. Cuando pase todo, el abrazo que nos demos entre todas será tan grande, como las ganas que tenemos de que acabe.