Cambiar lo urbano desde lo humano

El equipo Garua, del área de sosteniblidad y agroecología deTangente, está coordinando el ciclo Cambiar lo urbano desde lo humano en la Casa Encendida. Una serie de conferencias para pensar la transición ecosocial desde las ciudades, donde la economía social y solidaria tiene mucho que aportar.

¿Pueden las plataformas digitales emergentes funcionar con criterios de la economía social cooperativista? ¿Se pueden expropiar bienes a la mafia para proyectos de emprendimiento cooperativo? ¿Podemos usar una moneda social para pagar servicios suministrados por empresas sociales? Estos son algunos de los debates que han preparado desde Garúa y donde invitan a representantes de experiencias transformadoras.

El próximo 5 de abril, podremos escuchar de primera mano a Giulia Baruzzo, Responsable del Área Internacional de LIBERA, Asociación nombres y números contra la mafia. También intervendrá, por videoconferencia, Valentina Fiore, directora del Consorcio de economía solidaria Libera Terra Mediterraneo, impulsado a partir de la confiscación de bienes mafiosos.

“Libera consiguió en 1996 promover una ley por la que la sociedad civil accede a los patrimonios confiscados a la mafia y crea empresas que priorizan los beneficios sociales y ambientales”, explica José Fernández Casadevante, socio de Garua. Las primeras experiencias de emprendimiento colectivo llegarían años después, tras un trabajo intenso. En la zona de Palermo, 300 hectáreas de tierras y haciendas incautadas a la mafia pasaron en 2001 a manos de una cooperativa dedicada a la producción ecológica de trigo para pasta, aceite y vino. No sin dificultades, estas experiencias abren horizontes de posibilidad para el emprendimiento colectivo en el territorio español.

El 15 de marzo, el ciclo Cambiar lo urbano desde lo humano se centró en las Plataformas Tecnológicas para la economía colaborativa. “La economía colaborativa se ha convertido en un cajón desastre donde cabe todo, cada vez hay más iniciativas supercapitalistas como Airbnb, con impactos económicos y urbanísticos muy perversos”, apunta José Fernández. ¿Es posible promover dinámicas cooperativistas en esas plataformas emergentes? En la charla se habló de la necesidad de generar criterios que permitan evaluar estas plataformas. El grupo de investigación Dimmons , que asistió como ponente, ya están usando por ejemplo los criterios del balance social de la Xarxa”, comenta Fernando.

Otra de las experiencias en sostenibilidad urbana invitadas a este ciclo a finales de enero ha sido la de Bristol Pound. Un moneda que existe desde 2012 en la actual Green Capital europea, impulsada desde una empresa de economía social con respaldo del Ayuntamiento. Una red de 700 comercios, donde están incluidas las comercializadoras de la luz, aceptan esta moneda como medio de pago.

En este vídeo, puedes escuchar la intevención de Chris Sunderland, miembro del equipo coordinador de la Bristol Pound.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario